Hiporexia: Por qué las personas mayores no quieren comer

Hiporexia: por qué las personas mayores no quieren comer

Escrito por Pilar López Lamoca

5 de junio de 2024

La pérdida de apetito es algo que sufren unas 8 millones de personas en España. Este trastorno está motivado por muchas causas y aparece normalmente en el 50% y 60% de las personas mayores. Por ello, creemos que es importante que en el blog de hoy conozcas qué es la hiporexia y por qué las personas mayores no quieren comer. Al final, os damos algunos consejos para cuando aparece la falta de apetito. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la hiporexia?

Es normal que las personas mayores tengan un consumo energético menor que el de una persona con un estilo de vida más activo. Por ello, no les hará falta tantos nutrientes y tendrán menos apetito. Aun así, es importante que aunque la cantidad de alimentos ingeridos sea menor, sigan siendo ricos en proteínas y nutrientes.

Cuando esto se agrava, hablamos de hiporexia. La hiporexia es un trastorno alimenticio que provoca la pérdida de apetito, sobre todo en personas mayores de 65 años. A pesar de no tratarse de una enfermedad es importante vigilarla, ya que puede provocar desnutrición y tener consecuencias graves para la salud.

Entre sus síntomas más comunes se encuentran la disminución significativa de peso, escasa ingesta de alimentos, debilidad, mareos, alteración del sueño, irritabilidad o dolores abdominales.

Causas de la hiporexia: por qué las personas mayores no quieren comer

  • Estado emocional o patologías psicológicas: La ansiedad, el nerviosismo, el estrés o la depresión puede provocar alteraciones en la alimentación.
  • Enfermedades crónicas o agudas: Sobre todo los pacientes con diagnósticos en los órganos del aparato digestivo (cáncer, hepatitis, insuficiencia renal…), insuficiencias cardíacas o EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica)
  • Medicamentos: Algunos fármacos como la codeína o la morfina o tratamientos como la quimioterapia.
  • Aislamiento o soledad: Una vez más, las personas que viven solas en sus domicilios son propensas a caer en demencias, deterioros físicos o trastornos. Por ello, siempre recomendamos contratar la ayuda de un cuidador que, además, preste atención a los posibles síntomas de patologías como la hiporexia.

Tratamiento y trucos para que coman mejor

Una vez diagnosticado este trastorno por un profesional, os sugerimos realizar algunos cambios en la alimentación:

  • Comer más veces pero en pequeñas cantidades: Los expertos recomiendan hacer entre cinco y seis comidas al día y que los alimentos ingeridos sean ricos en proteínas y nutrientes.
  • Recetas que atraigan al mayor: Si sabemos que le gusta mucho la tortilla de patata, por ejemplo, será más fácil de que coma. Mejor mantener una alimentación que le guste y no forzarle a comer algo que no le apetezca.
  • Dietas fáciles de masticar y deglutir: Y si están fresquitos, mejor que mejor. Los platos muy calientes sacian más que los que salen de la nevera o se mantienen a temperatura ambiente.
  • Comer cuando tenga hambre: Aunque sea a deshoras. Hay que aprovechar los momentos en los que pueda tener más apetito.
  • Intentar que en las comidas estén siempre acompañados: Es mejor evitar distracciones y que siempre estén bajo supervisión para intentar que coman lo mejor posible y de forma animada.
  • Suplementos alimenticios o medicamentos que estimulen el apetito: Siempre por recomendación de expertos en este tipo de diagnósticos.

Solicita información y presupuesto

Responsable tratamiento datos: MasVida Selección SL. Finalidad: desarrollar actividad comercial y remitir comunicaciones comerciales a los usuarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: MasVida Selección SL y proveedores legitimados externos. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.

También te gustará…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *